El Aeropuerto de Chinchero y sus polémicas

Las discrepancias en torno a la construcción del Aeropuerto de Chinchero están lejos de resolverse. El proyecto muestra un avance físico de alrededor del 12%, lejos del 50% esperado para estas fechas. 

A las desavenencias entre los miembros del Consorcio Natividad y el Project Management Office (PMO), hoy se suman al parecer los problemas financieros del consorcio, a pesar de que el Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC) le otorgará un adelanto previsto en el contrato de S/40 millones.

El consorcio ha solicitado incrementar el monto contractual (US$428 millones con IGV) en US$193 millones. Para ello, alega una subida del 27% en la inflación por la crisis de los contenedores, la guerra entre Rusia y Ucrania y los problemas en el suelo. Además, ha solicitado el reconocimiento de un 20% adicional de superficie construida.

Pero el contrato no contempla una actualización de costos. “El consorcio ganó porque renunció a la indexación a inflación para hacer una oferta más competitiva, pese a que la propuesta técnica del segundo postor era mejor”, dice una fuente enterada del proyecto.

Algunas de las demandas ya fueron desestimadas por el Dispute Adjudication Board (DAB) y otras aún no han sido elevadas. El arbitraje sería el siguiente paso, como adelantó el consorcio, ante la Comisión de Transportes del Congreso. Aunque es posible que el resultado también le sea adverso. “En el 90% de los casos, los árbitros acogen y repiten la decisión del DAB”, dice Max Carneiro, socio de Dentons.

El contrato está diseñado para evitar que las obras se detengan mientras se definen los temas económicos pues contempla fuertes penalidades y mientras tanto la carga de trabajo se ha reducido al mínimo necesario.

Si existieran situaciones extraordinarias e imprevisibles que no fueron previstas en el contrato, tanto el MTC como el consorcio podrían sentarse a la mesa a discutir sus efectos para preservar la ejecución y equilibrio contractual, dice Juan Carlos Salinas, socio senior del Estudio Muñiz. El MTC no estaría dispuesto a negociar en ningún extremo y contratar a un nuevo consorcio demoraría seis meses.

Y esto se suma a las polémicas por su impacto ambiental

Los problemas en la ejecución del Aeropuerto no son la única preocupación. El proyecto se extiende sobre cuatro microcuencas que proveen de agua a la provincia de Cusco y a dos comunidades quechuas. Sin embargo, el Estudio de Impacto Ambiental (EIA) aprobado por el Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC) en mayo de 2015 no proporcionó detalles sobre cómo la construcción afectará estos recursos hídricos.

El informe, elaborado por ACON Ambiental Consultores S.A.C., identifica cuatro áreas acuíferas en la zona de influencia del proyecto, pero no especifica las repercusiones durante ni después de la edificación. Estas áreas incluyen la laguna de Huaypo y las quebradas Urquillos, Marcuyhuayjo y Ccorimarca, esta última crucial para dos importantes fuentes de agua.

La urbanización en torno al nuevo aeropuerto en los últimos años ha exacerbado la presión sobre estos recursos hídricos, según Juan Víctor Béjar Saya, ingeniero zootecnista del Centro Bartolomé de las Casas.

La construcción del aeropuerto no pasó por un proceso de consulta previa en las comunidades quechuas de Chakapunku y Yanacona, a pesar de que la Ley 29785 lo requiere para proyectos que puedan afectar los derechos colectivos de sus habitantes. Esta omisión ha generado preocupación y denuncias de vulneración de derechos por parte de líderes comunitarios y expertos en el tema.

El EIA del aeropuerto aborda superficialmente el impacto en los recursos hídricos, pero no ofrece detalles sobre cómo se protegerán las cuencas y lagunas. La omisión de esta información ha sido criticada por expertos, quienes señalan que va en contra de las políticas de manejo del agua y que el EIA debería haber detallado las afectaciones por cuenca para garantizar la disponibilidad del recurso.

También puedes leer:

Refugio para inversores frente al Cambio Climático y el Estrés Hídrico

Latinoamérica: Un refugio para el capital extranjero en tiempos de incertidumbre

Enrique L. Gonzalez

f2fcusco@gmail.com

+51 951 066 165

CEO F2F CUSCO

Únete a la discusión

Comparar listados

Comparar